El sentido de atesorar horrores

Bajo la curaduría de Iris Ruiz, el artista independiente Amaury Pacheco inauguró este domingo la exposición ‘El sentido de atesorar horrores’ en su casa de Alamar, al este inmediato de La Habana, con dos obras principales:

-‘Caja 1/ Lote 1 (Horror molido dentro)’: una caja que atesora información sonora de los actos de repudio desde 1980 hasta la actualidad.

-‘Escarnio público’, con original, copia y conclusiones del análisis grafológico aplicado a la carta anónima que dejaran días atrás debajo de la puerta de su casa.

Statement:

“La creación ya no puede ser olvidadiza e incluso ya no debe proponérselo (…) El hecho de descubrirse ligado a la memoria, de no poder crear en una situación de olvido, se identifica para el artista con el hecho de reconocerse en continuidad con actividades menos claramente artísticas* (…)”. Gianni Vattimo

En la pos historia donde la información, las experiencias y las sensaciones cotidianas son activos desechables por la sobreabundancia, ¿qué sentido tiene atesorar? ¿En qué consiste la riqueza cuando se trata del horror? Cada presencia es un cuerpo consultivo más que obra artística o pieza museable. La conservación simultánea de la memoria colectiva y su acervo tangible dentro de cajas. Periódicos, insultos, dictamen grafológico de la personalidad de un represor. Cajas seleccionadas meticulosamente por el ciudadano, el padre, el artista y otras cajas que somos: caja casa, caja cuerpo, caja mente, y… como dice JKF: “Hoy, que podría ser lata de conserva, el horror molido adentro, soy un cosechador tranquilo, en su campo particular y pequeño, existiendo y cantando, dándole muerte al miedo”.

Lugar: Galería/Taller: Bloque del Este.

Dirección: Edificio E-83, apto 1, zona 9. Alamar. 2da parada del P-11 y del P-3. Frente al Círculo Infantil Blancas Mariposas.

Contactos:

Móvil: +5352942059

Email: [email protected]

Comentarios

Read Previous

Puente de Letras alcanza su duodécima edición

Read Next

Odalys Interián y Verónica Vega en La Otra Esquina de las Palabras