1959: Cuba, el ser diverso y la isla imaginada

“La seriedad y profundidad de Manuel Gayol Mecías lo convierten en una referencia obligada a la hora de reflexionar sobre estos temas tan vilipendiados y malinterpretados. Será, sin dudas, un excelente libro. Bravo, querido Armando Añel, por incluir este texto en el ya excelente catálogo de Neo Club Ediciones”. Amir Valle

“Gayol Mecías aporta su visión de lo que somos, lo que hemos sido y, en buena medida, lo que no hemos logrado ser los cubanos. Gayol Mecías lo sabe. Por ello, entre la espada y la pared, entre la certeza y la incertidumbre, ha escrito esta larga lista de tribulaciones del cubano moderno. Que no sólo habla de los cubanos. Imagina a los cubanos. Indaga en cómo hemos andado como nación, cómo hemos sido vistos e imaginados, con aciertos y desaciertos, con intereses y desintereses, que no son pocos. Expone qué ha sido de esa imaginería, que el realismo socialista ha transformado en una gigantografía del tamaño de la isla, de donde aún, sin el Muro en Berlín ni la Unión Soviética, para la mayoría, entre mitos y realidades, es casi imposible escapar. Una isla que pareciera flotar, pero que no va a ninguna parte. Una ilusión, si acaso una intención a medias, disfrazada de país”. (Luis Leonel León. Palabras de presentación del libro 1959: Cuba, el ser diverso y la isla imaginada en el X Festival Vista de Miami, el 15 de diciembre de 2018 y publicadas el 22 del mismo mes en Disidentia).

“Analizar nuestros defectos es el mejor favor que podemos hacernos a nosotros mismos. Así lo afirma el escritor cubano Manuel Gayol Mecías en su excelente libro 1959: Cuba, el ser diverso y la isla imaginada, recién publicado por la editorial miamense Neo Club Ediciones. En suma, más de cuatrocientas páginas dedicadas al repaso de esos ‘malhechores de adentro’ que son nuestros defectos como pueblo. Con la particularidad de que en este caso no hay lugar para la sobredimensión de las virtudes, que también aparecen escudriñadas en el libro, pero como natural correspondencia, nunca como justificación y mucho menos como atenuante para salir de apuros” (José Hugo Fernández. Palabras en el panel de presentación del libro 1959. Cuba, el ser diverso y la Isla imaginada, en el Festival VISTA, el 15 de diciembre de 2018 y publicadas el 23 de ese mismo mes en Diario de Cuba).

1959. Cuba, el ser diverso y la isla imaginada, monumental ensayo del escritor y crítico Manuel Gayol Mecías, es, primero, un titánico acercamiento espiritual y antropológico a lo cubano, o a los cubanos, y luego una disección crítica del retorcimiento imaginativo   que terminó institucionalizando al castrismo en Cuba. El cubano se imaginó superior y Fidel Castro, cual moderno Jesucristo, apareció como El Salvador que llevaría a la práctica ese imaginario de superioridad, echando a un lado a los “mediocres” que, como Fulgencio Batista –“casualmente” un mulato por cuyo aro los “blancos” se resistían a entrar–, ensuciaban desde las altas esferas la supuesta brillantez de “lo nacional”. (Armando Añel. Palabras en el panel de presentación del libro en el X Festival VISTA, Miami, el 15 de diciembre de 2018, y luego publicadas en El Blog de Montaner).

Para la adquisición de este libro ($19.95) puede ir a Amazon.com, en la zona Books, y en la barra del buscador escribir: “1959. Cuba, el ser diverso y la Isla imaginada”. También puede ir directamente a: https://www.amazon.com/1959-Cuba-diverso-imaginada- Spanish/dp/1790293901/

Comentarios

Read Previous

La Otra Esquina de las Palabras reúne a editoriales de Miami

Read Next

Yasser Castellanos, el artista frente al decreto