Leyendas del exilio: Enrique Encinosa, siempre en el ring

por Waldo González López, con fotos de Mayra del Carmen Hernández

Si bien hemos conocido a grandes luchadores anticastristas en las primera y segunda temporadas de la valiosa serie de América TV, Leyendas del Exilio, el pasado 10 de noviembre tuvimos en pantalla al no menos heroico Enrique Encinosa, quien además aúna un talento excepcional en diversas disciplinas no comunes.

En tal sentido, sin apartarse de la lucha contra el comunismo castrista, ha compartido esta intensa labor con otras, como la historia, la promoción, el boxeo [que ama desde pequeño] y la publicación de once cenitales volúmenes sobre la verdadera historia de Cuba bajo el totalitarismo y la genuina de la lucha en el Escambray, revelando, como otros investigadores exiliados, las patrañas difundidas por el [des]gobierno de la Isla.

Por su amplia contribución a la libertad de Cuba, Encinosa ha descollado como inagotable luchador. Y tópico curioso, a pesar de sus 69 años, hasta ahora es la segunda figura más joven [el primero fue Ramón Saúl Sánchez] en ambas temporadas.

De tal suerte, el episodio del pasado sábado 10 resultó otro momento destacado en el gustado serial que disfrutamos, en realización del laureado Lilo Vilapana y su avezado equipo, gracias al que tanto los cubanos del exilio, como los de la Isla, podemos conocer la vida y las batallas de estos legítimos héroes, que dan un rotundo mentís a la falsa historia ¿oficial? impuesta por los farsantes medio hermanos Castro.

Nacido en La Habana el 27 de abril de 1949, desde niño es influido por la valiente actitud anticastrista de su padre, quien albergara en su hogar a Rosa, la esposa William Morgan, tras el fusilamiento del heroico luchador. Así, se forma en un ambiente de combate contra el comunismo. Luego, escapa a exilio de Miami con sus padres en plena adolescencia [a los12 años: en 1961], y muy temprano se vincula a organizaciones que se enfrentaban al régimen.

Mientras estudia en la Purdue University, se une a las organizaciones anticastristas Abdala [donde prepararía acciones contra el gobierno castrista], Alpha 66, Frente de Liberación Nacional Cubano, Hermanos al Rescate, Pen Club de Escritores Cubanos del Exilio —del que será fundador con el poeta Ángel Cuadra—, Hermanos al Rescate [del que fuera Coordinador] e Instituto de la Memoria Histórica contra el Totalitarismo. Entrena a grupos de los Marielitos. Durante la lucha en el Escambray, crea una Radio Subversiva que imparte clases de sabotaje, como asimismo en Radio Martí informa a los campesinos del Escambray la situación en EUA. Él y sus compañeros de lucha tuvieron el apoyo del presidente Joaquín Balaguer en República Dominicana.

En todas las agrupaciones en que participó, descollaría por su talento y su notable labor. Entre otras, desde su inicio, es el encargado de la documentación histórica de la serie Leyendas del Exilio. Igualmente, denunciaría a la Red Avispa, que cobardemente derribaron los aviones de Hermanos al Rescate. Como asimismo haría trabajos de inteligencia en la Sección Cuba.

Con tres décadas de periodismo radial, ha trabajado en Radio Martí, Univisión y, en la actualidad, es anfitrión del programa «El Mundo al Día» en la emisora miamense La Poderosa.

Es asombrosa la capacidad del lúcido Enrique Encinosa, quien, con su admirable talento, evidencia el valor de estos hombres que, con su valentía y arrojo, dedicaron su existencia a luchar contra el comunismo castrista.

Mas, si de nuevo nos emocionó y admiró este esperado capítulo de la segunda temporada de Leyendas del Exilio, mucho incidiría el rigor de la realización y las actuaciones, entre las que no puedo dejar de mencionar, en primer lugar, a Yunior Fonseca, en su decisivo rol de Enrique Encinosa, secundado por los breves pero decisivos desempeños de los experimentados Simone Balmaseda, Gilberto Reyes y el destacado humorista Tony Benítez, quienes apoyaron con sus actuaciones el logrado capítulo, que, por su calidad general, se suma a los presentados en ambas temporadas hasta el momento.

De nuevo, felicito a Lilo y su team por la calidad de los capítulos que nos tienen fijos los sábados a las 9 de la noche, atados frente a la pantalla de nuestros televisores. Y eso, en el caso de quienes no vemos las insustanciales novelas que presentan otros canales latinos es, sin duda, un mérito de América TV, Lilo Vilaplana y su team. Ellos, en particular a este cronista, logran sacarlo de la inveterada lectura y redacción de ensayos, artículos y crónicas, como bien saben Mayra y mis más cercanos amigos.

Comentarios

Read Previous

Angel Santiesteban en la tertulia de Waldo González

Read Next

Maykel Osorbo en huelga de hambre