Doce entrevistas en la Tierra

por Waldo González López

Waldo González

Tras Cubano confesante, su primer libro aparecido en 2016, el pastor bautista, periodista y destacado activista por los derechos humanos Mario Félix Lleonart [Taguayabón, Camajuaní, Vueltas, Santa Clara, Cuba] publicó, en la Colección Testimonio de las ingentes Neo Club Ediciones, de Miami, a cargo del también escritor y periodista Armando Añel, el volumen Doce entrevistas para Nota del Cielo, presentado el domingo 4 de agosto en el Festival Vista de la Literatura y el Arte del Exilio, celebrado como siempre en la Casona del Ballet.

Ante todo, destaco que, apenas comenzada la amena lectura, me convenció el talento del aún joven Mario Félix, pues su principal labor no es la periodística, sino la de pastor, tal digo arriba. De ahí sus preguntas inteligentes, amenidad y fluidez que constatan su perspicacia y habilidad, muestras de su talento sobre todo en este ‘género’, preferido, junto a la crónica, por quien escribe, periodista cultural desde 1973, cuando cursaba estudios de Licenciatura en Literatura Latinoamericana, en la Universidad de La Habana.

En «A manera de Prólogo: la revista cubana Nota del Cielo», el director de este órgano digital Lázaro Daniel González Véliz, explica que esta:

publicación evangélica juvenil nació en 2016, inspirada en la colega checa Nota Nebe. Con periodicidad bimestral, los seis numeros del primer año consagraron lectores dentro de la isla mediante versión impresa, y mediante una aplicación para móviles off line llamada Zapya, en su versión digital, en PDF, pero también dentro y fuera de Cuba a través de Internet.

   Asimismo informa que, gracias a una visita realizada en septiembre de 2015 a la redacción praguense de la publicación, Mario Félix quedó tan fascinado que, ya de vuelta a Cuba, con algunos ejemplares e historias de la original Nota Nebe, entusiasmó a varios jóvenes a crear la homóloga cubana. Así surgiría Nota del Cielo.

Solo algo más adelante, Mario Félix narra, en Un palabra antes…, que la historia comenzaría en el verano de 2015, con la visita a su casa de un amigo que le recomendó no desaprovechar la oportunidad de visitar, en Praga [donde asistiría al Fórum 2000, evento fundado por el presidente y dramaturgo Vaclav Havel], la sede de la revista juvenil evangélica Nota Nebe.

Algo después, Mario Félix comenta que:

tal vez la mayor diferencia entre Nota Neba y Nota del Cielo quizás sea que la primera se publica con entera libertad en un país que hace años se libró del comunismo, mientras que la segunda es apenas una publicacion al estilo samizdat, que a duras penas resiste todo tipo de vigilancias y censuras, que incluyen por cierto confiscaciones de ejemplares que intentabamos sacar de Cuba para lanzamientos en el extranjero.

   Fundador de Nota del Cielo, Mario Félix confiesa al final de su prólogo que considera su mayor éxito haber contagiado a otros jóvenes con los que —fraterna relación mediante— lograron hacer realidad su sueño de que la revista fuera un órgano de denuncia del castrismo.

A tal fin, consideró incluir las primeras doce entrevistas realizadas para Nota del Cielo en el libro que nos ocupa. Entre las preferidas de quien escribe, están las realizadas a la ex Secretaria de Estado de Norteamérica Marlene Albright, tales las de dos colegamigos de este escritor y periodista: los talentosos intelectuales cubanos del exilio: Marcos Antonio Ramos, ensayista, historiador, editor y ministro bautista, y Vicente Echerri, poeta y periodista.

Me place muy particularmente [tal dije durante la presentación del volumen en La Casona del Ballet] que, entre los entrevistados de la Isla, esté el talentoso poeta, narrador y periodista Yamil Díaz Gómez, de quien incluí no pocas décimas en varias antologías y selecciones publicadas años atrás en Cuba por mi esposa Mayra y por mí.

Mario Félix incluye a otros destacados cubanos de la Isla: Inalkis Rodríguez Lora, asistente de redacción en La Hora de Cuba, proyecto camagueyano a cargo de Henry Constantín; y Oscander Rodríguez Frómeta, ex Director Ejecutivo del Canal de Vida y Esperanza y ex reportero del poderoso medio cristiano CBN, quien, tras ser amenazado por la (In)Seguridad de Estado, partió al exilio y hoy reside en Georgetown, Guyana.

Asimismo, descuellan las realizadas al cantautor David de Omni, la cantante Danay Suárez, galardonada en el prestigioso Festival Viña del Mar, el laico católico Dagoberto Valdés, ex director de la revista Vitral y hoy de Convivencia, como del Centro de Estudios homónimo. Igualmente es valiosa la de la narradora Daína Chaviano, cuya novela El hombre, la hembra y el hambre, galardonada en España con el prestigioso Premio Azorín, conseguí y disfruté al poco tiempo de llegar a Miami.

No se quedan atrás, por su lograda consecución, las del el profesor de Teología argentino Alberto Roldán y la de Hana Jakrlova, destacada fotógrafa y cineasta checa.

En suma, con la lograda publicación de Doce entrevistas para Nota del cielo se anotan otro tanto Neo Club Ediciones y el proyecto Puente a la Vista, que a los lectores nos mantienen al día en la valiosa literatura prohibida de nuestra aherrojada Isla.

El libro en Amazon:

https://www.amazon.com/dp/154825648X/ref=cm_sw_r_tw_dp_x_ttACzbAMKCGNC

Comentarios

Read Previous

Batalla de gallos en Cuba pone glamour en el Hip Hop

Read Next

Luis Cino, el escritor frente al decreto