Los poetas despiden al poeta

“Ha muerto en La Habana, a los 85 años, víctima de un cáncer, Rafael Alcides, uno de los grandes poetas cubanos del siglo XX y figura eminente de la Generación del 50 de la literatura cubana. En la foto, tomada hace pocos años en una plaza de Logroño (España), Rafael aparece en el centro, acompañado por los poetas, también cubanos, Raúl Rivero (derecha) y yo (izquierda)”. Manuel Díaz Martínez en Facebook

“Estoy descojonado. ¿Que falleció el poeta Rafael Alcides? No es posible. No es justo. No estábamos preparados. ¿Quién dijo que Rafael Alcides se podía morir? Me enteré por un post de Yoe Suarez. Su esposa, Regina, me lo acaba de confirmar. Siento una impotencia tremenda. Y una gran tristeza porque se me han quedado muchas cosas sin publicar sobre él para hacerle saber mi admiración, mi cariño. Se lo dije, se lo traté de hacer sentir con más de un abrazo, pero hoy nada de eso me basta. La última vez que hablamos él se movía en la silla tratando de disimular un gran dolor. Tuvo hasta el final un coraje sin límites. Fue uno de los más buenos cuando cundía la enfermedad del espíritu entre la mayoría. Estaba sano de conciencia. Se ha curado al fin del mal de vivir entre una masa de fantasmas. Nadie como él”. Francis Sánchez en Facebook

Rafael Alcides

“Alcides no fue: es y será (trascendencia tripartita, válida en su caso) un inmenso cubano, un gran hombre y un icónico poeta, afirmación que en su (y mi) patria, destruida por la plaga castrista, hoy merecerían escasos cubanos, hombres y poetas”. Waldo González López

“El escritor Rafael Alcides, quien murió en La Habana este 19 de junio a los 85 años, tenía un almacén de novelas y poemas inéditos en su casa. Llevaba más de tres décadas sin que se publicara un libro suyo en su patria. Primero fue porque los comisarios, al no poder someterlo, no querían publicarle. Luego, fue Alcides quien no quiso que le publicaran. Lo dejó claro: dijo que no lo aceptaría hasta el día en que sus libros pudieran estar en las librerías cubanas junto a los de todos los autores cubanos prohibidos por el régimen”. Luis Cino en Cubanet

“En 2011, a Rafael Alcides le otorgaron la Medalla Conmemorativa por el cincuentenario de la Unión. En el verano de 2014 la devolvió en un sobre junto con una carta donde declinaba su membrecía de esa institución. «En vista de que ya a mis libros no los dejan entrar en Cuba ni por la Aduana ni por el correo, lo que es igual a prohibirme como autor, renuncio a la UNEAC», escribía. Hay aldabonazos que truenan los portones”. Yoe Suárez en Arbol Invertido

“Rafael Alcides contaba con la humildad, la modestia, la nobleza que tantas veces forman parte de los grandes artistas. Y la entereza que distingue a los verdaderos creadores”. Félix Luis Viera en Cubaencuentro

post interactivo en progresión

Comentarios

Read Previous

Entre la ‘IndignAcción’ y la mayoría habita la verdad

Read Next

La mentira del verdadero Rafael Alcides