MARÍA ELENA CRUZ VARELA, EL PRIVILEGIO DE LA LIBERTAD

En el marco de la VI edición del Festival Vista de Miami, el escritor y periodista independiente Jorge Olivera entregó a la poeta María Elena Cruz Varela la placa del Premio Nacional de Literatura Independiente de Cuba ‘Gastón Baquero’, correspondiente al año 2016.

“Me ha tocado el grandísimo honor de estar aquí con una de las poetas más insignes del siglo XX”, señaló Jorge Olivera durante el panel ‘Sin medias tintas: Una conversación con María Elena Cruz Varela’. “Se trata de una figura señera de la literatura cubana aunque haya desaparecido de la historia cultural dentro de Cuba (los comisarios se han encargado de borrarla)… pero sencillamente su obra habla por sí sola”.

Jorge Olivera entrevista a María Elena Cruz Varela

“No ser publicada en Cuba, en la Cuba oficial, es para mí un privilegio, un honor”, enfatizó Cruz Varela durante su intervención. Y más adelante:

“Más allá de la apariencia y más allá de cualquier catalogación o ideología: Humanos. Humanos, hijos de Dios, en ti (en el prójimo) me reconozco”.

Vista parcial del panel en el Miami Hispanic Cultural Arts Center

María Elena Cruz Varela (Colón, 1953), poeta, narradora y periodista, obtuvo en 1989 el Premio Julián del Casal por su poemario Hija de Eva, fue líder del grupo disidente Criterio Alternativo y encabezó la célebre Carta de los Diez, que exigía cambios al régimen de Fidel Castro. Encarcelada por ello y luego exiliada en España, su novela Juana de Arco: el corazón del verdugo obtuvo en 2003 el Premio de Novela Histórica Alfonso X El Sabio. Es Premio Príncipe de Asturias (1992) y Premio Mariano de Cavia de la prensa española (1995). En 2012 recibió la Medalla Avellaneda del Centro Cultural Cubano de Nueva York.

Con el Premio Nacional de Literatura Independiente de Cuba ‘Gastón Baquero’, las entidades convocantes “aspiran a premiar la labor literaria de los escritores exiliados, ninguneados o censurados abiertamente por el oficialismo tanto en Cuba como en su periferia académica, así como a estimular la independencia literaria en la Isla tras cerca de 60 años de control estatal sobre las instituciones y actores culturales. Además, apuestan por un espacio de interacción y exposición para aquellos creadores independientes que margina o silencia el régimen aún en el poder”.