SIN PRETENSIÓN ALGUNA: UNA CARTA ABIERTA

Rafael Vilches Proenza

por Rafael Vilches Proenza

En estos días una polémica desatada por la opinión dada por el escritor, periodista y politólogo Gabriel Barrenechea, ha hecho que los escritores y la literatura villaclareña estén en el ojo del huracán, o en el mejor de los casos, en los ojos avezados de los lectores, los que se han de preguntar: ¿quiénes son estos?, o, ¿quiénes serán aquellos?

Quizás azorados corran a las librerías más cercanas y otros, los del mundo de allá fuera, soliciten títulos de estos autores en Amazon, a ver si pueden evacuar sus dudas.

Los de la Isla tal vez corran a las librerías y rebusquen afanosos en los anaqueles repletos de libros e intenten encontrar algún que otro ejemplar de los autores mencionados de un lado y del otro de la trifulca. Si logran encontrar al menos un título de los nombres esgrimidos por las partes en la contienda (Uno para Todos, y Todos para Uno), entonces lograrán saber de quién, de quiénes, de qué se habla en esta guerra desatada por estos días en la tierra de Marta Abreu.

Con algunos autores quedarán desilusionados por no encontrar papel alguno con sus nombres impresos; con otros tendrán más suerte al desempolvar algún ejemplar que tal vez se lleven a casa, y así algunos libros de escritores villaclareños se convertirán hoy o mañana, por obra y gracia de Gabriel Barrenechea, en Best Seller.

Agradezco a los que tuvieron a bien, o a mal, mencionar mi nombre entre la balacera que se armó en torno a la Editorial Capiro y al escritor Ricardo Riverón, a quien tengo en alta estima. Y para los que no saben de qué se trata la referida “Feria Alternativa del libro”, doy algunos detalles:

A quien le puso el nombre, gracias.

No era mi objetivo, pero se logró.

Cuando se sucedía la Feria del Libro en Villa Clara, la oficial, desarrollé, junto a un grupo de amigos, en las fechas del 30 de marzo al 1 de abril, una Peña Alternativa, por la que desfilaron muchos amigos y escritores, algunos de ellos invitados de la Feria del Libro, y aunque me autorizaron a divulgar sus nombres, fotos, los videos de sus lecturas y participación en la Peña, no lo hice, porque en carne propia sé lo que se sufre cuando se juega con la cadena y con el mono.

En la Peña Alternativa se presentó el libro «Estos silencios. Estas palabras» del escritor pinareño, radicado en Santa Clara, Luís Pérez de Castro. El volumen de Pérez reúne 20 reseñas, 13 de ellas sobre libros de la editorial Neo Club Ediciones y 7 de otras radicadas también en el exilio, todas sobre textos de autores cubanos censurados que viven dentro o fuera de La Isla.

En la Peña se abordó el trabajo realizado por la editorial Neo Club, el Club de Escritores Independientes de Cuba y la revista Puente de Letras, para establecer vínculos que engarcen las obras escritas en la Isla y en la diáspora por escritores cubanos, como una sola literatura nacional.

El periodista y escritor Luis Machado Ordext tuvo a bien disertar, sabiendo su derecho a ejercer la palabra, sobre la vida y obra del intelectual villaclareño, exiliado en Estados Unidos, Armando de Armas, haciendo hincapié en sus libros «Mala Jugada» y «Los naipes en el espejo», este último publicado por Neo Club.

Además, se presentaron «Ghetto» de José Alberto Velázquez, «Ciudad Imposible» de Ileana Álvarez, «La familia real cubana» de Víctor Manuel Domínguez, «La extraña familia» de Maribel Feliú, «Cómo se mata a un toro y otros cuentos» de Luis Jiménez Hernández, «El libro de La Habana» de Juan González Febles, entre otros títulos.

Se abordó la obra de los escritores Ángel Santiesteban, Luis Felipe Rojas, Armando Añel, Manuel Gayol, Francis Sánchez, Joaquín Gálvez, Jorge Olivera, Guillermo Fariñas, Juan F. Benemelis, Denis Fortún y Nilo Julián González, todos ellos publicados por la editorial Neo Club.

Hubo conversatorios, recitales, performances y, sobre todo, compartimos en un ambiente sano nuestros textos, y todo, gracias a la libertad de expresión y fraternidad, sin importar ideologías o credos religiosos, entre las cuatro paredes que nos acogieron. Lamento el dolor causado a algunos, me alegra la alegría de otros.

Doy gracias a los escritores que, de visita en la ciudad por la Feria Oficial, se llegaran a la actividad que realicé, y que compartieron sus textos y su cariño con los escritores que estamos censurados por disentir y oponernos al sistema.

Este texto no pretende formar parte de la polémica. Jamás atacaría a ningún escritor. Debieran sacar provecho de la polémica, y hablar de las cosas malas, y de las buenas también, que aún por estos días suceden en el ambiente literario e intelectual de la Isla. Hay mucha tela por donde cortar, sin que eso signifique que el escritor se convierta en el lobo del escritor.

Les aconsejo Ser, como dice mi amigo y escritor, el holguinero Manuel García Verdecia, Azules y democráticos.

https://www.cubanet.org/mas-noticias/neo-club-ediciones-en-feria-del-libro-alternativa-de-santa-clara/