JOSÉ HUGO FERNÁNDEZ

José Hugo Fernández, autor de Los jinetes fantasmas (clic sobre la portada del libro para adquirirlo en Amazon) responde las cuatro preguntas esenciales de nuestra página, una manera práctica de profundizar, con el autor, en su obra y sus experiencias:

Puente a la Vista (PV): Cuéntenos sobre sus inicios en la literatura. ¿Qué le impulsó a escribir y cuáles fueron sus primeros textos?

José Hugo Fernández (JHF): Mis primeros textos deben estar perdidos, a Dios gracias, en los archivos de los Talleres Literarios de la segunda mitad de los setenta, en La Habana, si es que aún existen. A diferencia de otros, para mí aquella fue una etapa triste y desalentadora. Aunque, vista desde hoy, pienso que pudo reportarme algún beneficio. Pues me ayudó a identificar tres de los principales defectos personales con los que tendría que lidiar por el resto de mi vida: 1) el rechazo a cualquier tipo de taller o clase formal o norma con los que se pretenda enseñarte a ser escritor. 2) Mi carácter resueltamente antigregario. 3) Mi convicción de que el oficio literario se ejerce y sólo se disfruta plenamente si estás en soledad.

PV: Defina o mencione brevemente, por favor, aquello que los lectores descubrirán, o conocerán, a través de sus libros.

JHF: Los personajes de mis libros suelen ser como yo, alegres perdedores. Inadaptados que no quieren o no pueden renunciar a serlo. Es todo cuanto descubrirán en ellos los lectores. Si acaso podrían constatar, además, lo divertido que nos resulta ser alegres perdedores.

PV: Mencione tres autores o libros que considere fundamentales o que lo hayan inspirado o influido durante su trayectoria creativa.

José Hugo Fernández

JHF: Dostoievski, Faulkner, Juan Carlos Onetti, Borges, Virgilio Piñera… De los cinco, sólo he seguido leyendo a Piñera. Entre los que más leo hoy, John Banville, Don DeLillo, Fleur Jaeggy, Roberto Bolaño… Mi lista de los fundamentales (y de relecturas permanentes) sería muy larga. Empezando por los poetas, Edgar Lee Master, Ezra Pound, Rimbaud…

PV: ¿A partir de las nuevas teorías cuánticas según las cuales la esencia del universo no es la materia ni la energía, sino la información, estamos a punto de descubrir que la vida es literatura?

JHF: Las nuevas teorías cuánticas constituyen singulares fuentes de inspiración para la literatura. Pero la vida no es literatura. Y lo celebro. La literatura tiene sus fronteras bien delimitadas en tanto códigos y técnicas de la creación de obras escritas en prosa o en verso. Cualquier cosa que se narre no es literatura, aunque hoy muchos lo crean así. La vida es un gran fardo de misterios, más y menos insondables, que sobrepasan con mucho las fronteras de la literatura, lo cual es una suerte para quienes nos dedicamos al quehacer literario.

José Hugo Fernández (La Habana, 1954) es escritor y periodista. Durante la década de los años 80, trabajó como periodista para diversas publicaciones en La Habana, y como guionista de radio y televisión. A partir de 1992, se desvinculó completamente de los medios oficiales y renunció a toda actividad pública en Cuba. Tiene 17 libros publicados. Actualmente reside en la ciudad de Miami.