BELKIS PEREA

Belkis Perea, autora de Crónicas de guayaba y queso (clic sobre el libro para adquirirlo en Amazon, con portada de Omar Santana y prólogo de Denis Fortún) responde las cuatro preguntas esenciales de nuestra página, una manera práctica de profundizar, con el autor, en su obra y sus experiencias:

Puente a la Vista (PV): Cuéntenos sobre sus inicios en la literatura. ¿Qué la impulsó a escribir y cuáles fueron sus primeros textos?

Belkis Perea (BP): Mis primeros textos aparecieron cuando aprendí a leer y escribir a los siete años. Me gustaba la historia y sobre todo las composiciones sobre un tema X que mandaban de tarea. Luego, en la escuela secundaria, escribía cartas de amor de mis amiguitos a sus novias (aún lo hago)..

PV: Defina o mencione brevemente, por favor, aquello que los lectores descubrirán, o conocerán, a través de sus libros.

Belkis Perea

BP: Hasta ahora he escrito mucho sobre mi cultura, específicamente mi país, Cuba, su idiosincrasia, su alegría y su drama. Pero ahora estoy en otro proyecto que mezcla la ciencia ficción con un mensaje de paz y amor.

PV: Mencione tres autores o libros que considere fundamentales o que la hayan inspirado o influido durante su trayectoria creativa.

BP: Alejandro Dumas, Isabel Allende, José Martí.

PV: ¿A partir de las nuevas teorías cuánticas según las cuales la esencia del universo no es la materia ni la energía, sino la información, estamos a punto de descubrir que la vida es literatura?

BP: No creo, la literatura es para contar la historia de la vida o para prevenirla quizá. Podemos crear desde nuestra imaginación, pero siempre hay un precedente histórico, literario o familiar que lo sustenta. Yo diría que en vez de la vida ser literatura más bien la literatura es la vida.

Belkis Perea nació en La Habana, en la barriada de Luyanó. Estudió en el ISPLE (Instituto Superior de Lenguas Extranjeras). Trabajó dos años como profesora de idioma ruso en la Academia de Idiomas Abraham Lincoln, de donde fue expulsada por tramitar su salida definitiva del país. Mientras esperaba la visa, que demoró siete años, trabajó como modelo, bailarina figurante y publicista. En 1987 llega a Miami, donde se ha establecido. Publicó su primer libro en 2011, ‘Relato en tres tiempos’, y con Neo Club Ediciones en 2014 ‘Crónicas de guayaba y queso’. Ha participado en varias exposiciones colectivas de artes plásticas.

TAGS: